Purísima Neriz: “la Atención Temprana es esencial, los primeros años de vida juegan un rol fundamental para el desarrollo de nuestros niños y niñas”

Atención Temprana es una de las áreas de trabajo con las que cuenta ANADIME y que actualmente busca otorgar las herramientas y estímulos necesarios para que el menor en situación de discapacidad, en conjunto a su familia, desarrolle sus capacidades de la manera más óptima posible. Purísima Neriz, quien está a cargo de esta unidad de trabajo en la institución explica en qué consiste.

ANADIME en forma particular brinda un servicio de Atención Temprana, donde asisten menores desde 0 hasta 2 años dos veces a la semana a sesiones de aproximadamente una hora en atención individual y particular de acuerdo a las necesidades de cada menor, con un valor mensual de $70 mil. Sonia Pacheco, realiza las terapias. Ella es educadora de párvulos y actualmente está estudiando un magister en Necesidades Educativas Especiales en la UMCE.  Es importante que en cada sesión esté uno o ambos padres, para poder aprender y trabajar en paralelo desde la casa la casa las actividades que se hacen. El equipo de especialista apoyan  en forma  integral el plan de trabajo de cada pequeño como fonoaudiólogos, psicólogos, neurólogos entreguen información para poder hacer un trabajo más integral en el menor.

La atención temprana aborda como primera instancia el área  motora de los pequeños ya que es primordial en el desarrollo de ellos en sus primeros meses, asimismo el lenguaje con estímulos auditivos y de la propia voz  de sus padres y educadora.

Purísima Neriz, es gestora de servicios de ANADIME hace 5 años, pero trabajó en la escuela, donde previo a su cargo actual se desempeñó por 20 años como jefa de UTP. Estudió educación especial en la Universidad Católica Silva Enríquez y tiene tres menciones: discapacidad intelectual; expresión oral del lenguaje y trastornos específicos del lenguaje e hizo su especialidad en Atención Temprana por eso surgió su interés de crear una unidad de trabajo de estas características en ANADIME. “Estoy a cargo del desde que se formó, es una de mis grandes pasiones, porque creo que desde que los niños nacen hay que apoyarlos, potenciar y afianzar en nivelar algunas habilidades que vienen un poquito deficitarias y mientras antes se haga esto mucho mejor será el pronóstico y desarrollo que tendrán”, explica.

Cuando comenzó la Atención Temprana en ANADIME, en paralelo a su trabajo como jefa de UTP, Purísima participaba realizando algunas terapias, pero a medida que la institución creció tuvo que delegar tareas, hasta llegar a ser la gestora de servicios. “Si me preguntan por qué llevo tanto tiempo acá es porque creo que me enamoré. Fuimos haciendo la escuela poco a poco, la vi crecer y eso me ha enamorado, los chicos y la misión de la institución me atraparon y soy absolutamente feliz trabajando acá, no me imagino entregando mi trabajo y pasión en otra parte”, comenta.

Purísima Neriz manifiesta que la atención temprana es muy importantes para los primeros años de vida de los pequeños con necesidades de apoyo permanente. “Es esencial darles un mayor estímulo para homologar la distancia que hay entre ellos y quienes nacen sin discapacidad. Cuando son  pequeños son más permeables y es más fácil de trabajar con ellos. Nosotros entregamos toda la asesoría que los papás requieran, algunos llegan con pequeñitos de meses y todavía están en una etapa de duelo, impactados y muchos de ellos desconocen totalmente lo que es el Síndrome de Down y por lo tanto, el apoyo de nuestros especialistas a la familia es sumamente importante para que tengan las herramientas, contención y tranquilidad de que sus hijos van a salir adelante”.  

Cuando los niños cumplen dos años culmina su paso por Atención Temprana y los padres tienen la opción de matricularlos en la escuela, que funciona de manera gratuita hasta los  26 años, donde pueden continuar en el Espacio ANADIME. “Uno de nuestros lemas es a lo largo de toda la vida, porque llegan siendo unos bebés, pasan su niñez, adolescencia y tenemos la alternativa del espacio ANADIME. Uno puede ver cómo han crecido y han ido desarrollando sus habilidades a través del tiempo, trabajando en conjunto  con los educadores y con la familia, ese apoyo es sumamente importante para nosotros porque es un trabajo en conjunto.”, concluye.